El ejercicio físico es fuente de salud

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

El ejercicio físico promueve la salud mental.

En tiempos de ocio, el ejercicio es nuestro mayor aliado. No solo se refleja en nuestra apariencia física, hacer ejercicio moderado con frecuencia es bueno para la salud cardiovascular, previene el envejecimiento, mejora el estado de ánimo…

Pero además, promueve un cerebro sano. Diversos estudios han demostrado que la actividad física mantiene y mejora nuestra salud mental de distintas formas.

A continuación te contamos cuáles son los principales beneficios del ejercicio físico para nuestro cerebro.

1. Ayuda a generar más neuronas.

Así es, la neurogénesis, que es el crecimiento y fortalecimiento de nuevas neuronas, es un proceso que se ve beneficiado por la actividad física. Sobre todo el ejercicio aeróbico, según investigaciones realizadas recientemente.

2. Ayuda a tratar y prevenir la depresión.

La depresión es una de las principales causas de incapacidad en el mundo y aún así no es fácil de tratar.

El efecto antidepresivo del ejercicio físico parece estar relacionado con la serotonina, un neurotransmisor que influye en nuestro estado de ánimo, ansiedad y felicidad.

Ayuda a tratar la depresión, pero también a prevenirla. El hábito cotidiano ayuda a reducir el riesgo en personas que son propensas a padecer esta enfermedad.

3. Mejora las funciones ejecutivas.

Estas son las habilidades mentales orientadas a la consecusión de objetivos y enfocadas al futuro, como la inhibición de la respuesta o la memoria del trabajo. Nos sirven para cumplir tareas complicadas o resolver problemas complejos, y según estudios, mejoran al hacer ejercicio.

4. Mejora la capacidad de concentración.

Los resultados mostrados en un estudio realizado, dicen que la gente en forma se concentra más fácil y que el hecho de realizar ejercicios mejora la capacidad en la concentración.

5. Aumento de la flexibilidad cognitiva.

A menudo la vida nos pone pruebas y debemos ser capaces de resolver una tarea tras otra, ajustar nuestra atención al entorno en el que nos desenvolvemos y resolver varios temas al mismo tiempo.

Pues existe una relación directa entre la intensidad del ejercicio y la mejora de la flexibilidad cognitiva a varias tareas a la vez o realizar cambios de una a otra rápidamente.

6. Mejora de la memoria a largo plazo.

Varios estudios también demuestran que existe relación directa entre el ejercicio y memoria a largo plazo. Un estudio realizado demuestra que los individuos que se ejercitan más de media hora cuatro horas después de haber estudiado y aprendido algo, lo recuerdan mejor.

7. Ayuda a mantener la materia gris.

La cual es la responsable de la agilidad del pensamiento. La edad y algunas enfermedades destruyen y hace que la materia gris disminuya, pero el ejercicio anida a mantenerla en buen estado.

8. Alivia el estrés y la ansiedad.

Todos en algún momento lo hemos vivido: salir a correr, nadar, bailar, caminar, etc, nos ayuda a relajarnos y a recuperar el control de nuestra mente cuando sentimos ansiedad o estrés.

El ejercicio físico hace que liberemos endorfina, dopamina y norepinefrina, sustancias asociadas con una mejora de las funciones cognitiva, el estado de alerta y el humor.

9. Frena el envejecimiento cerebral.

A partir de los 30 el cerebro comienza a perder volumen de forma natural, la materia gris se deteriora y reduce y esto va provocando la pérdida progresiva de funciones.

Estudios realizados han demostrado que al realizar ejercicio los adultos de más edad pueden recuperar de 1 a 2% del volumen cerebral en la zona del hipocampo, lo cual supone revertir el envejecimiento de este órgano unos 2 años.

¿Increíble? Pues es tiempo de hacer cambios positivos en nuestros hábitos de salud.

Porque en esta navidad ¡El regalo soy yo!

Participa en nuestra rifa de un KIT 3 de activación metabólica.

Ingresa tus datos aquí.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Shopping Cart
Open chat
¡Hola! Si tienes alguna consulta no dude
¡Hola!
Si tienes alguna consulta no dudes en contactarnos