Alimentación Saludable en Niños

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Alimentación saludable en niños, el papel de sus padres es vital, pues de ellos adquieren la mayoría de hábitos de alimentación.  Muchas veces para los padres esto se vuelve una tarea difícil, esto porque los niños enfrentan distintas etapas en relación con la alimentación y el trabajo por introducir una alimentación variada se vuelve una batalla.

Foto de Jessica West en Pexels

Consejos para saber llevar de una manera más fácil y saludable la alimentación de los más pequeños de la casa

Los hábitos de los padres influyen en lo que el niño aprende:

Frases como: “Eso no me gusta” “¿No hay otra cosa de comer?” entre otras, son habituales en muchos hogares con niños pequeños y son prácticas que el niño aprende y repite.

Brinde los alimentos con su sabor natural:

Evite utilizar muchos condimentos, sal y azúcar que modifican de manera radical el sabor de los alimentos, ellos están aprendiendo a comer y entre más natural sea la alimentación mejor será para ellos.

Reforzar la educación que se les brinda en las escuelas:

Apoyar el papel que desempeñan muchos profesionales en Nutrición en las escuelas, será vital para que los niños implementen hábitos de alimentación saludables.

Coman todos en familia:

El disfrutar de los tiempos de comida en familia, comiendo variedad de alimentos, será clave para que el niño comprenda es un momento importante que debe respetar.

Evite distracciones a la hora de comer:

Fuera televisión, celular y tabletas a la hora de comer. ¡Tanto para padres como para chicos!

Eliminar snacks poco saludables de la casa:

Evite tener snacks en la despensa, pues si el niño sabe, los tomará aunque todos se opongan. Cuando los padres de familia no están y son otros los cuidadores, será más difícil controlar esta práctica.

Planear las meriendas de la escuela con el niño:

Alimentación saludable en niños. Es importante que el niño sea parte de las elecciones de los platos que quiere comer, de esta manera se sentirá importante y no sentirá que es una obligación comerlo.

Evite premiar al niño con comida:

No premie al niño con comida, si obtuvo buenas calificaciones o logró alguna meta importante, cada vez que algo importante pase en su vida sentirá la necesidad de que lo premien.

Planee actividades que involucren la actividad física:

Los niños requieren 60 minutos de ejercicio al día para mantener una buena salud. Planee actividades como: paseo en bicicleta, caminatas, partidos de fútbol.

Desayuno, la comida principal:

En un estudio se comprobó que si los niños desayunan bien, tendrán más éxitos en la lectura. Carbohidratos – Proteína – Frutas. En un estudio realizado en el 2011, se determinó que los alimentos que presentan caricaturas en sus empaques son más atractivos para los niños.

Consumo de frutas y vegetales:

Es el grupo más rico en vitaminas y minerales, necesarios para el adecuado crecimiento de los niños. Con este grupo hay que utilizar la imaginación, porque podría resultar aburrido darlas siempre de la misma manera. Opciones: helados de frutas, pinchos de frutas o vegetales, sopas, lasañas, vegetales en emparedados.

Consumo de lácteos:

Nutriente fundamental para el crecimiento. Mínimo 2 porciones diarias. Consuma los lácteos en helados de yogurt, batidos, yogurt, atoles, bebidas calientes, queso.
Es importante tomar en cuenta que la mayor motivación debe ser intrínseca y que, si somos un reflejo de lo que estamos enseñando al niño, se instaurará una conducta más efectiva y saludable en su alimentación.
Recuerde que contamos con un producto estrella que ayuda a la activación del metabolismo: Café Verde Doble Potencia, recomendado a partir de los 12 años de edad.
Puede comprar ahora mismo aquí[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Shopping Cart
Open chat
¡Hola! Si tienes alguna consulta no dude
¡Hola!
Si tienes alguna consulta no dudes en contactarnos